Los inversores ya compran uno de cada tres pisos en las grandes ciudades

Los inversores ya compran uno de cada tres pisos en las grandes ciudades

¿Se ha acabado la crisis? Probablemente, no. Pero lo cierto es que el mercado inmobiliario manifiesta ya signos evidentes de recuperación y marcadas tendencias que indican un indiscutible cambio en nuestros hábitos. Según hemos podidos leer un artículo de expansión.com, basado en datos de Tecnocasa, el alquiler se está encareciendo a marchas forzadas. Y eso tiene una consecuencia directa: hay ciudades donde se ha disparado la compra de viviendas como inversión, para luego arrendarlas. El citado informa destaca esta realidad, sobre todo en Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza y Málaga.

La rentabilidad de los alquileres.


Así las cosas, el mercado inmobiliario experimenta, a día de hoy, un deseo irrefrenable de invertir en ladrillo por las previsiones de revalorización que presenta. Por ejemplo, y siempre según este estudio, en Barcelona el 40% de las casas que se adquieren se plantean como una operación inversora. Le sigue Valencia, donde el 37% de las casas compradas se destinan al alquiler, y Madrid, donde este porcentaje es del 32%.

De hecho, se trata de hacer números. En España, la vivienda ofrece un índice de rentabilidad media por alquiler de 4’7%, frente a otros destinos inversores como el la deuda pública o los depósitos, que no superan el 1% o la Bolsa que está en franco descenso. Esto provoca que los inversores vuelvan al mercado inmobiliario, porque lo consideran un destino con riego reducido y buenos resultados.

Por otro lado, el precio del alquiler se ha incrementado notablemente en las grandes ciudades. El motivo hay que buscarlo en el hecho de que, a causa de la crisis, los ciudadanos tienen miedo a hipotecarse ante un futuro todavía incierto y tienden a considerar el arrendamiento como una fórmula aceptable a la hora de buscar una vivienda. Según este informe, hoy es casi un 15% más caro alquilar una vivienda en Barcelona que hace un año, mientras que en Madrid se ha incrementado un 7’5%.

¿Seguirá al alza esta tendencia?


En realidad, los expertos en el mercado inmobiliario no se atreven a asegurarlo. Lo cierto es que, ahora mismo, el precio de la vivienda sube notablemente, mientras que el de los alquileres lo hace de manera más paulatina. El motivo es que, desde 2008, el precio del alquiler cayó en picado pero también disminuyó la renta de los arrendatarios. Ahora habrá que esperar a ver cuál es la tendencia que experimentan ambos índices y si éstas son convergentes o divergentes.

De momento, sabemos que los inversores buscan comprar viviendas en las zonas de las grandes ciudades donde hay una mayor demanda de alquileres. Por ejemplo, en Madrid, hablamos de la zona centro, Carabanchel, Tetuán, Puente de Vallecas y La Latina. Según expansión.com, la rentabilidad media en estas zonas es de un 6%, mientras que la media española se sitúa entorno al 5%.

En Barcelona, por su parte, los distritos más buscados para invertir en vivienda son L’Eixample, Sant Martí, Ciutat Vella y Gràcia, con una renta del 4’7%.

¿Resulta más rentable comprar o alquilar?


La rentabilidad del alquiler de una vivienda puede crecer, según los casos, hasta un 5’9%, pero se sitúa muy por encima de los locales y las oficinas. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de analizar el mercado inmobiliario.

Si hablamos de invertir, ha quedado claro que ahora mismo no hay ningún producto financiero que de tanta rentabilidad como los arrendamientos. Pero si hablamos de comprar o de alquilar para vivir, entonces, hay que tener en cuenta una serie de matices.

Según un informe de idealista.com, en los barrios más lujosos de las grandes ciudades españolas el precio de venta es notablemente más caro que el del alquiler. Sin embargo, en zonas con precio más baratos, dale más rentable arrendar un inmueble. Es decir, en las zonas más valoradas de Madrid y Barcelona es más fácil hacer frente al pago de un alquiler que al de una hipoteca. Sin embargo, en la mayoría de las zonas donde los precios son más ajustados, a la larga, sale mucho más rentable comprar que alquilar. Este informe destaca que comprar una casa implica un gasto a 30 años que equivale a vivir de alquiler durante 41 años.  Ahí lo dejamos…

Deja un comentario