Pasos para contratar una buena hipoteca

Comprar una vivienda sea quizás una de las acciones de la vida más importantes para una persona, no sólo por la gran inversión de dinero que supone, sino porque estamos hablando del hogar de una familia. A no ser que seas rico y que cuentes con el dinero suficiente para hacer frente a un pago único, lo más normal es que acudas a una entidad bancaria para contratar algún préstamo hipotecario adecuado a tus necesidades.

Actualmente, son muchas las ofertas de los bancos a la hora de prestar dinero para la adquisición de un inmueble, de tal manera que resulta difícil elegir cuál es la más adecuada en cada caso. Más cuando es la primera vez que lo haces.

Nosotros vamos a darte unos consejos que te serán útiles si vas a solicitar financiación para comprar una casa. Informarte sobre las diferentes ofertas existentes en el mercado, saber cuánto vas a poder pagar y cuáles son las condiciones exigidas por el banco con el que vas a contratar el préstamo son cuestiones esenciales para decantarte por uno u otro aval hipotecario.

Compara las ofertas del mercado

Es vital que analices y estudies todas las ofertas de las entidades bancarias, ver cuáles ofrecen más ventajas, y qué condiciones registran. Una vez tengas una idea general de todas, elige la que más se adapte a tus necesidades. Te decimos esto para que no te guíes por lo que te dice el director de la sucursal amigo de tu primo, pues realmente está vendiendo los servicios de la empresa para la que trabaja.

Infórmate sobre las condiciones generales cuando contratas una hipoteca, como que de una deuda hipotecaria deberás responder con todo tu patrimonio, presente y futuro. O que si no pagas tus recibos, el banco con el que has contratado la hipoteca, puede quedarse con tu vivienda por el 70% del valor de tasación, según la escritura.

Conoce previamente el valor de tasación

Infórmate del valor de tasación de la vivienda por la que estás interesado. Para ello, puedes servirte de una pretasación realizada por alguna empresa tasadora o pedirla online a algún tasador. Y es que gran parte de las hipotecas avalan sólo hasta un 80% del valor de tasación y de compraventa, por lo que es importante conocer si el valor de tasación es suficiente.

Valora cuánto puedes pagar

Antes de contratar una hipoteca debes saber cuánto estás dispuesto a pagar. De hecho, si te conceden el 80% del valor de compraventa, deberás disponer de más del 30% ahorrado. Además, las entidades bancarias suelen limitar la cantidad concedida a que la cuota no supere el 30 o 40% de tus ingresos netos.

Debes saber también que los bancos son reacios a prestar dinero a quienes tengan un contrato temporal o sean autónomos con poca antigüedad.

¿Intermediario o no?

Contratar a un intermediario o no contratarlo. He aquí la duda. Por lo general, alcanzan acuerdos con las entidades financieras, por lo que pueden conseguir mejores condiciones que si lo hicieras tú directamente. No obstante, te aconsejamos que busques asesoramiento antes de contratar a un intermediario.

Mínima vinculación con el banco. Por lo general, las entidades financieras suelen añadir otros productos y servicios al préstamo hipotecario, como seguros de hogar y vida. Te aconsejamos que consigas la mínima vinculación posible, especialmente con productos o servicios que no te interesan lo más mínimo.

Cuidado con tu avalista; puede perder sus bienes

Por lo general, cuando un banco quiere asegurarse de que va a seguir cobrando el dinero prestado en caso de que el comprador no pueda, exige que algún familiar le avale. Es necesario recordar que el avalista responde con todo su patrimonio, presente y futuro, y que puede quedarse sin hogar en caso de que el comprador no pueda hacer frente a los pagos de la hipoteca.

Lee la escritura de la casa antes de firmarla ante un notario. Puedes examinarla y tienes todo el derecho a hacerlo con una antelación de tres días antes de firmarla, algo que casi nadie suele hacer. Te aconsejamos que la leas detenidamente y que preguntes cualquier tipo de duda que pueda surgirte, antes de proceder a su rúbrica.

Deja un comentario